“Prescribir animales” ¡¡¡puede ser un motivo más de abandono!!!

Sí, es cierto, los animales de compañía pueden ayudar, pero ante todo son seres vivos y sintientes con sus propias necesidades ¡¡¡NO son un medicamento!!!
Asistir a terapias con animales puede ser una alternativa más responsable y adecuada tanto para personas como animales

Todos nos agarraríamos a un clavo ardiendo si fuera la solución a los problemas, pero… incorporar un compañero no humano a la familia puede resultar un problema más que una solución.

Es frecuente ver cada tanto esta imagen en RRSS. Realmente es un tema del que podríamos hablar días enteros.

En los últimos años los animales de compañía están siendo «recetados» para ayudar a superar muchos problemas y dificultades pero… ¿qué ocurre cuándo su incorporación a la familia supone un problema adicional? y/o ¿cuándo «el tratamiento» finaliza?

Si te enfrentas a un problema grave te agarras a lo imposible, a un clavo ardiendo si supone una solución.

Sí, es cierto, los animales de compañía pueden ayudar, pero ante todo son seres vivos y sintientes con sus propias necesidades ¡¡¡NO son un medicamento!!!.

Por favor, seamos responsables.

En algunos casos asistir a terapias con animales puede ser una alternativa más responsable y adecuada tanto para personas como animales que incorporar uno a la familia.

En cuanto a las terapias es importante tener en cuenta que los canes que participan en estas actividades son cuidadosamente seleccionados y están entrenados para ello, además de contar con un equipo humano profesional que los guía.

Pensar alegremente que si llevo a casa cualquier can va a “funcionar igual” que el de la terapia es un grandísimo error.

Son seres vivos, seres sintientes con necesidades propias, para nada comparables con medicamentos en los que se puede probar “ensayo-error” o dejar de tomar cuando cumplen su cometido.

¡¡¡“Prescribir animales” puede ser un motivo más de abandono!!!