SOMOS PET FRIENDLY · A Coruña

Coronavirus y nuestras mascotas

Taparse la cara, con Javier Fdez Mallo

Enseñar trucos a tu perro durante estos días de confinamiento, además de resultar entretenido, ayuda a crear un mayor vínculo entre vosotros y, lo que ahora es tanto o más importante, hacer que desgaste parte de su energía trabajando. Energía que en circunstancias normales quemaría jugando con otros perros, corriendo o paseando y olfateando.

¿Cómo conseguir que se tape la cara?

Pon un post-it o trozo de cinta adhesiva que sea fácil de quitar, con un simple roce, sobre su hocico. Su instinto le llevará a querer sacarlo con la pata. Cuando lo esté haciendo dile «tápate» y dale un premio.

En caso de que se quede quieto, sin inmutarse, prueba a animarlo. Toca la pegatina para que se de cuenta de que la tiene sobre su hocico y anímalo a que se la quite, como si tuviera una mosca.

También se puede dar el caso de que, para deshacerse de ella, mueva bruscamente la cabeza. Si es así, prueba a ponerle la pegatina en distintos lugares de la cabeza. Si continúa moviendo la cabeza, inténtalo con una pegatina que se adhiera un poco más, pero siempre que sea fácil de quitar y que no le produzca daño alguno.

Superada esta primera etapa, vamos a por la segunda. Con el perro tumbado en el suelo pon la pegatina sobre su frente. Ahí le supondrá mayor esfuerzo quitársela. Cuando esconda la cabeza bajo la pata será el momento de decir «tápate» y darle su merecido premio. Intenta darle el premio mientras mantiene la posición de la pata sobre su cara.

El siguiente paso, y siempre que haya superado la etapa anterior, con el perro tumbado prueba a alternar el ejercicio de la pegatina con unos toquecitos en la frente en el mismo lugar donde ponías la pegatina. Mientras le das los toques pídele que se quede «quieto». Cuando lo consiga prémialo.

Seguimos avanzando… Pasamos de tumbado a sentado. Una vez esté sentado frente a ti ponle la pegatina en la punta de su nariz. Al principio, es recomendable que estés a su altura, de rodillas. En cuanto levante la pata para quitársela dile «tápate» mientras lo premias por debajo de la pata con la que está tapando su cara.

El nivel pro es probar ya sin pegatina. Al principio, es posible que simplemente no te haga caso e intente alejarse. Entonces es el momento de volver a insistir con la pegatina. Una vez lo tenga controlado prueba otra vez sin pegatina, estando tú frente a él y con la orden «tápate». Debería lograr hacerlo estando sentado o tumbado.

Como todos los trucos requiere tiempo y mucha paciencia. Ni mucho menos esperes conseguirlo en un solo día. Ve muy poco a poco, sobre todo si nunca trabajasteis antes ejercicios de habilidades. Es muy importante que disfrutéis, evitar su frustración y hacer que esté deseando jugar nuevamente. Como siempre, mejor momentos cortos a lo largo del día que estar una hora seguida tratando de conseguirlo en un tiempo record.

Si tienes más de un perro en casa es mejor siempre que juegues de uno en uno. Si no te complicará más su grado de concentración y podría llegar a provocar conflictos que es justo lo que debemos evitar. ¡Se trata de disfrutar!

Related Posts