SOMOS PET FRIENDLY · A Coruña

Coronavirus y nuestras mascotas

¿Has pedido cita ya? Las peluquerías caninas comienzan su actividad con largas listas de espera

Domingo, 3 de mayo de 2020. La declaración del estado de alarma que supuso el cese temporal e inmediato de la actividad de peluquerías caninas y felinas coincidió con lo que normalmente es el comienzo de su temporada alta.

Ahora, seis semanas después, y con la publicación del BOE que establece las fases de desescalada, se preparan para reabrir sus puertas, algunas de ellas ya mañana lunes, respetando todas las medidas sanitarias precisas para cuidar el bienestar de nuestros pequeños y el de sus familias, todos nosotros.

Eso sí, es necesario solicitar cita previa y muchas peluquerías tienen ya la agenda completa para las próximas semanas y ¡con largas listas de espera!.

Si eres positivo en coronavirus, lo has sido o sospechas que tú o alguien de tu entorno más cercano lo es o pueda serlo, avisa para que extremen las medidas de precaución necesarias. 

¿Por qué la importancia de avisar? vamos a equiparar nuestro perro con un teléfono móvil. El teléfono móvil en sí no nos contagia pero sí puede ser portador del coronavirus si lo compartimos con una persona que ha dado positivo o si lo usamos después de apoyarlo sobre una superficie infectada.

Una vez más, es importante resaltar que los perros no se infectan ni transmiten el COVID-19 o coronavirus. Hasta la fecha está descartada esta opción por la WASAVA (Asociación Mundial de Médicos Veterinarios de Pequeños Animales). Mas info haciendo clic aquí.

Perros y gatos acostumbrados a su visita periódica a la peluquería tienen ahora la oportunidad de recuperar su rutinario mantenimiento profesional.

Los profesionales de la peluquería canina no solo ofrecen un servicio estético. Su labor está muy relacionada con el bienestar de nuestros animales: su higiene y, por tanto, su salud y la de las familias con las que conviven.

Hoy más que nunca, y mientras esperas por la tan deseada cita en la peluquería, nuestro consejo es poner en práctica un buen cepillado diario. Evitará situaciones de estrés innecesario.

El cepillado debería formar parte de las rutinas de higiene diarias. Y es que no se trata sólo de conseguir un fin estético, si no de cuidar la salud del pelo, de la piel de nuestros animales eliminando pelo y células muertas que se van acumulando en la dermis y evitando la formación de nudos, sobre todo en los perros de pelo largo.

Un buen cepillado ayuda a  mantenerlos más limpios, eliminando la suciedad que puedan traer de la calle o el parque y nos permite espaciar más los baños.

También contribuye a habituar a nuestros animales a la manipulación, algo que agradecerán enormemente peluqueros y veterinarios.

Además, si se hace de manera correcta, suave, evitando tirones y en el momento oportuno, conseguiremos fortalecer nuestro vínculo con ellos.

Un buen cepillado debe resultar agradable, llegando a potenciarle la secreción de hormonas de la felicidad, favoreciendo así su total disfrute y relajación.

Para llegar a ello es importante comenzar muy poco a poco hasta convertirlo en una rutina y primordial elegir el momento oportuno para que resulte una experiencia agradable y que nunca lo asocie a algo negativo.