SOMOS PET FRIENDLY · A Coruña

Actualidad

Se comienza a ver procesionaria en la ciudad

Este fin de semana se han visto ya procesionarias en distintos puntos de A Coruña ciudad. La «Thaumetopoea pityocampa» es una mariposa nocturna comunmente conocida en su fase de oruga como «procesionaria del pino», debido a se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión.

Y es precisamente en su fase de oruga cuando resulta peligrosa para nuestros perros. La mejor medida de prevención es evitar paseos por zonas de riesgo: pinares o zonas colindantes ya que pueden ser transportadas también por el viento.

Los pelos urticantes de la procesionaria se encuentran sobre su lomo y los liberan al aire como mecanismo de defensa. Es importante evitar que el perro se acerque a ellas o manipule restos de los nidos.

El contacto de los pelos de la procesionaria con la piel del perro puede desencadenar dermatitis urticante de características tóxico-irritativas, llegando a necrosar la zona afectada. Un rápido diagnóstico es esencial para evitar posibles secuelas.

El hocico normalmente es la zona más afectada, aunque los pelos urticantes transportados por el aire pueden dañar también la zona ocular y nasal ocasionando úlceras corneales y rinitis aguda.

En caso de contacto, los veterinarios señalan la sintomatología en estas tres fases:

  1. El perro se rasca con las patas en el hocico y restriega la cabeza contra el suelo de forma compulsiva.
  2. Puede aparecer cianosis, coloaración azulada de piel y mucosas. «La lengua se pondrá negra y se hinchará, así como la cabeza y el cuello».
  3. Posible aparición de convulsiones resultado de shock anafiláctico. Se trata de una reacción inmunitaria generalizada en el organismo.

¿Cómo actuar si tu perro entra en contacto con una procesionaria? Llevarlo al veterinario lo más rápido posible para que pueda aplicar tratamientos específicos y minimizar los daños. De camino comprueba su trufa y su boca para asegurarte de que puede respirar, no frotes la zona afectada ni permitas que se rasque para evitar expandir la toxina.

En este gráfico puedes ver el ciclo biológico de la procesionaria, aunque puede sufrir variaciones dependiendo de la climatología. Y, de hecho, este año, se ha adelantado.

 

Las larvas, pasan los meses fríos en sus bolsones -nidos- situados en las ramas de los pinos, estos bolsones están hechos de hilos edosos y pueden albergar de 100 a 200 larvas. Cuando se pone el sol, las orugas entran en actividad y comienzan su particular procesión en busca de comida. Cuando han terminado de alimentarse o para resguardarse del frío de la noche las procesionarias vuelven al bolsón. Es a finales del invierno cuando bajan definitivamente del pino para enterrarse en el suelo hasta su transformación en mariposas.

Las especies de pinos que más son susceptibles de convertirse en sede de nidos de procesionaria son: Pinus nigra (pino laricio), Pinus canariensis (pino canario) , Pinus sylvestris (pino silvestre), Pinus pinaster (pino pinaster), Pinus halepensis (pino carrasco) y Pinus pinea (pino piñonero).

Related Posts