SOMOS PET FRIENDLY · A Coruña

Actualidad

El seguro del coche, mejor pet friendly

Hace unos días una familia nos comentó su odisea cuando regresando de las vacaciones se les estropeó el coche quedando inmovilizado en medio de la nada.

Dieron aviso al seguro que les facilitó el contacto de una empresa de vehículos de alquiler pero ¡sorpresa! no permitían que su perro continuara el viaje con ellos. Llamadas y más llamadas en medio de la carretera con dos niños pequeños, un perro y casi anocheciendo. Que si no admitimos perros en nuestros vehículos, que si tienen que ir obligatoriamente dentro de transportín en el maletero,… Si tu perro normalmente viaja con arnés ¿dónde consigues en domingo un transportín para satisfacer a la empresa de alquiler de coches?

Solución: regresar a casa en taxi, por supuesto en un taxi pet friendly, y en compañía de su perro.

¿Te has parado alguna vez a mirar las coberturas de la póliza del seguro de tu coche por si viajas en compañía de tu perro o gato? ¿Qué ocurriría en caso de avería? ¿Qué pasaría con tu mascota si tuvieras un accidente? ¿Qué ocurriría si sufriera lesiones? Y si las tuvieras tú, ¿quién se haría cargo de ella?

Hemos contrastado las coberturas de distintas compañías para casos de avería o accidente. Te sorprenderá saber que en muchos casos la cobertura para nuestras mascotas es cero o casi cero.

Sólo algunas aseguradoras incluyen en las condiciones generales de sus pólizas de auto coberturas para animales de compañía.  Aún así, asistencias como el transporte, la custodia y la asistencia veterinaria en caso de sufrir alguna lesión suelen estar limitadas únicamente a perros y gatos y, normalmente, de un peso inferior a 75 kg.

Si una indisposición o accidente requiere nuestra hospitalización el seguro podría hacerse cargo de los gastos ocasionados por el traslado de nuestra mascota a centros especializados y de su custodia y cuidado sólo en el supuesto de que la póliza lo cubra y hasta el límite marcado por el condicionado. Asistencia que no prestarían en caso de que exista un acompañante que pueda hacerse cargo.

Pero y ¿si el seguro no lo cubre? ¿a dónde los llevan? ¿quien le prestaría la asistencia veterinaria necesaria?

Y ¿cómo hacemos si una avería deja el vehículo inmovilizado y el seguro cubre nuestro traslado pero no el de nuestra mascota?

Resulta muy chocante que con la cantidad de familias que convivimos y viajamos con animales de compañía, las coberturas de las pólizas sean tan limitadas. También resulta extraño que una póliza de seguro de viaje para mascotas que ofrecía una compañía y, según ellos mismos nos confirmaron, funcionaba muy bien, haya sido retirada del mercado.

Nuestra recomendación: revisa tu póliza para evitar sorpresas y tener un viaje seguro y tranquilo.

En recuerdo de…

  • Semper fidelis, mi Gordo
  • La pequeña Bora se fue sin avisar
  • Noël ¡gracias, gracias, gracias!

Mi vida con…

  • Alex y Babi tienen su horario de trabajo
  • En casa los peludos eligen su nombre
  • Gatiles, un cuento de Navidad
  • Laika, nuestra escapista profesional
  • Mucho más que “Magia”…