SOMOS PET FRIENDLY · A Coruña

Actualidad

¿A quien confiar su cuidado?

Al igual que tú soy de las personas que opinan ¡#viajarjuntosesmejor!.

Pero ¿qué ocurre cuando tenemos que estar ausentes unos días por motivos profesionales o circunstancias personales? y aunque las vacaciones son un buen momento para compartir aventuras juntos ¿qué ocurre si el plan no es el más adecuado para ellos?. Entonces  surgen las preguntas del millón…

¿Cómo preparamos su propio programa vacacional?, ¿a quien confiar su cuidado? o ¿cómo saber si los establecimientos y personas que publicitan sus servicios de hotel, guardería o canguro lo hacen de manera segura para nuestros pequeños y de acuerdo a la legislación vigente?.

Para responder a estas preguntas hablamos con Encarni Meruelo, presidenta de ASCELCRE, Asociación de Centros Legales de Cría y Cuidado Responsable.

ASCELCRE está formada por profesionales que ofrecen servicios para animales de compañía de acuerdo a la legislación vigente y preocupados por el creciente intrusismo en su sector que no duda en anunciar descaradamente sus servicios.

Su repuesta es así de clara:

Si vas a contratar un servicio no te dejes embaucar, exige garantías para cuidar su bienestar.
La oferta es realmente amplia y, cada día, son más los establecimientos y particulares que ofrecen sus servicios de canguro, bien directamente o a través de plataformas.

Se anuncian con mensajes como «ya no necesitarás recurrir a residencias de mascotas: te damos la bienvenida a la nueva generación de alojamiento de perros», «¿vas a estar fuera unos días? sólo tienes que dejar tu mascota en la compañía de uno de nuestros cuidadores de confianza. – innumerables caricias, juegos y paseos les esperan.» «Si te vas de viaje y no puedes llevarte a tu perro, somos la mejor alternativa a las residencias caninas. Elige un cuidador y él se encargará de tu perro en su propia casa durante tus vacaciones.»…

Nos preocupa enormemente que la mayor parte de estos anunciantes ejerzan su actividad de manera totalmente ilícita y las personas que solicitan sus servicios, en la mayoría de los casos, son totalmente desconocedoras de su contribución a un fraude, así como la falta de garantías y los riesgos que conllevan para sus animales de compañía la «contratación» de estos servicios.

¿Qué garantías ofrecen? Ninguna y, en caso de ofrecer algo, la letra pequeña les exime de responsabilidades.

¿Qué sabes de ellos? Nada. No sabes dónde están, quiénes son, ni cuantos perros, gatos u otros animales tienen. Las autoridades también lo desconocen.

Si confías tu animal a un particular no sabrás con certeza si estará en su domicilio o en cualquier otro, solo o acompañado por otros 5 ó 10 perros, muy cariñosos o no, poco dominantes o no.

Con un establecimiento que ejerza su actividad legalmente siempre tendrás la seguridad de que bajo ningún concepto se trasladará a tu animal a otro lugar. Siempre te esperará en el centro donde lo dejaste.

Sin permisos no hay seguridad.
El Decreto Ley 1119/1975 indica que para realizar cualquier actividad económica con animales de compañía es necesario disponer de número de registro de núcleo zoológico vinculado a la licencia de la actividad correspondiente emitida por el ayuntamiento. Estos dos permisos hacen posibles inspecciones y un control que asegure el bienestar de nuestros animales y que garantice tus derechos.

¡Tú eres responsable!
Cualquier incidente que ocurra con tu animal -accidente, ataque a personas u otros animales, pérdida, etc.- es tu responsabilidad. Eso significa que la acción de la justicia primero irá sobre ti como titular del microchip, y luego, si tienes suerte y puedes demostrar dicho servicio, deberás pleitear contra quien confiaste el cuidado de tu mascota.

Un centro con núcleo zoológico, en cambio, acepta el cuidado de la mascota y dispone de un seguro de responsabilidad civil que responderá ante cualquier situación que surja. En caso de enfermedad o accidente ellos asumirán su responsabilidad y las consecuencias legales.

Nuestro consejo es que dediques tiempo para visitar y elegir cuidadosamente a quien confiar su cuidado.

Los hoteles y residencias profesionales que se dedican al alojamiento de animales de compañía se han adaptado en los últimos años a las necesidades de sus huéspedes urbanitas ofreciendo, en muchos casos, atenciones y servicios propios de un hotel de lujo. Nada que ver a la idea de fríos caniles que muchos se esfuerzan para que sigan en nuestra retina.

Sin duda alguna, unos se adaptarán más a tus necesidades y te gustarán más que otros pero, en cualquier caso, antes de contratar sus servicios, recuerda solicitar que te muestren el certificado de núcleo zoológico y la licencia para ejercer su actividad.